Posts etiquetados ‘PSOE’

pablo iglesias en wall street garicano-rivera-conthe
Dos imágenes de la semana: Pablo Iglesias en Wall Street y puesta de largo de Ciudadanos en Madrid

Esta semana mi vídeo del domingo en Noticias Cuatro es una charla con Pablo Simón, profesor de Ciencia Política en la Universidad Carlos III y editor de Politikon. Con un panorama tan revuelto en los sondeos, quería saber a dónde nos puede llevar este año electoral. Hablamos de nuestro sistema electoral, del fracaso de los partidos tradicionales a la hora de captar talento, de las primarias. Pero, como en un vídeo de informativos cabe lo que cabe, he seleccionado cuatro claves que nos da Pablo:

La fiebre del cambio. Lo que vemos en los sondeos no es un suflé. El realineamiento de los partidos va a ser una realidad, al menos en este ciclo electoral

Un parlamento a la italiana. Nuestro escenario más probable es el de un parlamento con tres bloques, derecha, izquierda y antiestablishment como en Italia. Es poco probable que en un sólo ciclo electoral veamos un nuevo bipartidismo, como en Grecia, donde Syriza ha terminando sustituyendo a los socialistas del Pasok frente a la derecha de Nueva Democracia.

La batalla de las provincias. La lucha por la hegemonía de la izquierda se va a dar en los distritos electorales medianos y pequeños. De las provincias que no superan los 9 diputados procede el 65% del Congreso. Y es sobre todo ahí donde nuestro sistema electoral premia a los dos primeros y castiga al tercero en liza (¿Ciudadanos,UPyD, IU?. Las “provincias” será un territorio electoral decisivo. Veremos si se produce o no el  sorpasso de Podemos al PSOE.

El listón del PP. El PP necesita superar el 34% de los votos para poder gobernar en minoría con cierta comodidad. Aún está lejos. La encuesta de Sigmados para Mediaset esta semana les coloca aún por debajo del 30%. Y además habrá que ver cómo les afecta el ascenso de Ciudadanos.

 

 

 

Pablo Iglesias

Lo volvió a hacer. La Sexta Noche alcanzó el sábado su récord con la presencia de Pablo Iglesias. Un 16,2% de la audiencia siguió el debate. Más de dos millones de espectadores de media. Ya en otra ocasión anterior disparó la audiencia del programa a un 15,2%. Récord en La Sexta Noche. Récord en el Chester de Risto Mejide la semana anterior. Segundo mejor dato en El Objetivo de Ana Pastor. Magníficas audiencias cada vez que aparece en Las Mañanas de Cuatro: La racha -la confirmación- vino el día posterior a las europeas cuando alcanzó un 12,8 en Las Mañanas de Jesús Cintora.

Pablo Iglesias funciona como un Madrid-Barça en un debate político. Asegura una buena audiencia sí o sí. Si quisiera, podría “venderse” como contenido premium comercializando sus derechos. Su éxito también ha revalorizado el papel de la televisión tradicional -tan despreciada por las élites- en el debate político.

Que es un fenómeno mediático, no hay ninguna duda. ¿Por qué? Faltan datos. ¿Por lo que dice? ¿por cómo lo dice? ¿por la novedad? Hasta hace bien poco una entrevista en televisión con un líder político -salvo en ocasiones sonadas- solía dar una audiencia decepcionante. Hacía años que la retórica política tradicional había entrado en crisis por falta de credibilidad.

A Pablo Iglesias no le pesa ni su historial neomarxista -joven comunista, asesor bolivariano…, en fin; que cada uno elija la etiqueta- ni pasadas declaraciones radicales. No importa el programa. Ni que el concepto de “casta” venga del italiano Beppe Grillo o el eslogan “Podemos” tenga su origen en Obama y nuestro fútbol. La originalidad está sobrevalorada. Sobre todo en televisión.

Lo que importa es que Pablo Iglesias capta la tormenta de la indignación. Es un habilísimo comunicador. Siempre templado. Siempre buscando conectar con “el sentido común” de la audiencia, con el mínimo denominador común moral de los espectadores.

Tal vez los rivales que le ponen delante no sean lo más brillante de la casa, pero tampoco creo que tertulianos de mayor solvencia intelectual fueran capaces de hacerle frente en un medio con una reglas tan marcadas como las de la televisión y que Iglesias domina tan bien.

A diferencia de otros países, las “puertas giratorias” entre la televisión y la política son algo relativamente nuevo en España.

Por primera vez en nuestro país un político “se hace” saltando por encima de la intermediación burocrática de unos partidos que no son ni sombra de lo que fueron al inicio de la Transición; organismos anquilosados más parecidos a una agencia de colocación que a otra cosa.

Queda por ver si el líder mediático se convierte en líder electoral. ¿Hasta dónde llegará la marca de la ola? Las encuestas apuntan alto, pero la situación es tan volátil que no son muy fiables.

Queda por ver en qué queda la izquierda, si se tambalea o no la hegemonía histórica del PSOE; y si la opa hostil lanzada por Podemos al electorado de izquierda termina enterrando la marca de Izquierda Unida.

Dicho esto, ¿no me digan que no es sorprendente que un profesor formado en un laboratorio de ideas neomarxista/neogramsciano pueda hacer saltar por los aires el sistema político de un país que hasta hace cuatro días creíamos de propietarios de clase media?

Como dijo “Arfonzo” en el 82, pronto a este país no lo va a conocer ni la madre que lo parió.

 

 

 

Mi vídeo-comentario de domingo en Noticias Cuatro

funerales Suárez

Enlace con vídeos anteriores en Noticias Cuatro