Posts etiquetados ‘Grecia’

 

INTERVENCIÓN DE PEDRO SÁNCHEZ
Pedro Sánchez blande el Financial Times: “Rescue en inglés, señor Rajoy, es rescate”

“Esa fue la gran decisión de la legislatura, esa fue la gran medida de política social: evitar el rescate”, afirmó Rajoy ayer en el Congreso. Por la tarde Pedro Sánchez le acusó de mentir: “Sí, señor Rajoy, hubo rescate con toda la versión del rescate: hombres de negro, troika, memorándum; todo para salvar al soldado Rato”. El líder socialista citó titulares de prensa nacional e internacional: “En el Financial Times, “rescue”, ¿sabe lo que quiere decir, señor Rajoy? “Rescate”.

¿Quién tiene razón? ¿Hubo rescate? ¿Hubo rescate en toda regla, con sus hombres de negro, troika y Memorandum of Understanding?

¿Hubo rescate? SI.

¿Fue un rescate total como el de Grecia o Portugal? NO.

La distinción trasciende el simple debate nominalista; si es que en política los debates nominalistas son simples. “Las palabras son colinas desde las que se ganan las batallas”, suele decir el politólogo y miembro fundador de Podemos Íñigo Errejón.

El miedo del Gobierno a la palabra “rescate” le llevó a disfrazarlo de eufemismos como “línea de crédito”, “préstamo en condiciones muy favorables”. Fueron los términos empleados por Guindos y Rajoy el fin de semana de junio de 2012 en el que anunciaron el, ejem, rescate. Pero evitaron la palabra y quisieron restarle toda trascendencia. De hecho, el presidente del Gobierno  compareció a regañadientes al día siguiente de su ministro de Economía. Si hubiera sido por él… Era domingo. Terminada la rueda de prensa, Rajoy se subió a un avión para asistir al partido inaugural de la selección española en la Eurocopa en Gdansk (Polonia): “Me voy porque la Selección lo merece y porque el asunto está resuelto”. Tan resuelto que quiso venderlo como un éxito: “Rajoy presenta el rescate como si fuera una victoria”, le recordó ayer Sánchez tirando del titular del Financial Times. “`Rescue´ en inglés, señor Rajoy, es `rescate´”.

rajoy rescate bancario
Rajoy el día del rescate bancario: “Me voy porque la Selección lo merece y porque el asunto está resuelto”

Sí, fue un rescate. Nos tuvieron que prestar dinero para tapar el socavón millonario que dejó en las cajas de ahorro el estallido de la burbuja inmobiliaria. Pero también es cierto que las condiciones quedaron muy lejos de las impuestas en otros rescates europeos.

Las condiciones se fijan en el Memorandum of Understanding, el célebre MoU, el Memorando de Entendimiento; vamos, el acuerdo al que se compromete el país a cambio de recibir el dinero.

En éste enlace puede verse la versión íntegra del rescate bancario a español:

Son 23 páginas con fecha de 20 de julio de 2012. 37 artículos agrupados en ocho títulos. La mayor parte detalla la intervención en toda regla del sistema bancario español. Incluye el requerimiento exhaustivo de datos (informes semanales de depósitos, liquidez etc.) y el envío de misiones de supervisión de la Troika (Comisión Europea-Banco Central Europeo-FMI) a la que se suma, en nuestro caso, la Autoridad Bancaria Europea. Las condiciones que van más allá del sector bancario se enumeran en el título VI. Resumo:

Artículo 29. Vigilancia del déficit excesivo.

Artículo 30. Objetivos de déficit que España debe cumplir año a año (y que luego se relajaron) y creación de una autoridad presupuestaria independiente (creada está, otra cosa será su eficacia y que el Gobierno se la tome en serio).

Artículo 31. Aquí se detallan las reformas estructurales con una redacción muy genérica

“…En concreto, se recomienda que España: 1) introduzca un sistema tributario acorde con los esfuerzos de consolidación fiscal y más
propicio para el crecimiento; 2) reduzca el sesgo inducido por la fiscalidad a favor del endeudamiento y la propiedad de vivienda; 3) lleve a la práctica las reformas del mercado de
trabajo; 4) adopte medidas complementarias para aumentar la eficacia de las políticas activas dirigidas al mercado de trabajo; 5) adopte medidas complementarias para la apertura de los
servicios profesionales, reduzca las demoras para obtener licencias y permisos para abrir nuevos negocios y erradique los obstáculos a la actividad empresarial; 6) complete la
interconexión de las redes eléctricas y de gas con los países vecinos, y aborde el problema del déficit tarifario en la electricidad de forma global”.
 Ahora comparemos esto con el MoU de una intervención full monty como la de Portugal. Son 34 páginas con fecha 3 de mayo de 2011. El grado de intervención es apabullante.Si quieren saber cómo suena un MoU de verdad, recomiendo la lectura en inglés del memorando íntegro de Portugal:
 los hombres de negro
Los “hombres de negro” de la Troika a su llegada a Lisboa
Excepto el tamaño de las toallas, nada escapa a su control: política fiscal de gastos e ingresos, sector financiero, medidas estructurales, privatizaciones, sanidad, mercado laboral, educación, mercado de bienes y servicios, ferrocarriles, correos, energía, mercado inmobiliario, contratación pública, sistema judicial… Portugal ha sido sometido a un protectorado económico en toda regla. Estás son algunas de las centenares de condiciones que impusieron a nuestros vecinos en apenas una página del MoU:
-Limitar las admisiones de personal en la administración pública para conseguir un recorte entre 2012-2014 de un 1% en la administración central y del 2% en la administración local y regional
-Congelar los salarios de los funcionarios en 2012 y 2013 y restringir las promociones
-Ahorrar 100 millones en 2012 en el coste de la sanidad para funcionarios
-Ahorra 550 millones en gasto sanitario global
-Reducir las pensiones que superen los 1.500 euros según los tipos aplicados al sector público desde enero de 2011. Objetivo: ahorrar al menos 445 millones de euros.
-Suspender la revalorización de las pensiones según el IPC y congelarlas, excepto las más bajas, en 2012.
-Reformar el seguro de paro para obtener un ahorro medio de 150 millones.
-Reducir las transferencias a las autoridades locales y regionales en al menos 175 millones.
-Hacer obligatoria la receta electrónica.
-Trasladar servicios ambulatorios de los hospitales al sistema de atención primaria.
-Actualizar anualmente la lista de todos los médicos en activo por especialidad, edad, región, centro de salud y hospital sea público o privado
En el caso de España,  ¿hubo “hombres de negro”? Sí. ¿Hubo Troika? Sí. ¿Hubo Memorando? Sí. Pero decir -como dijo Sánchez- que “hubo rescate CON TODA LA VERSIÓN DEL RESCATE”, parece un poco exagerado. Hay MoUs y MoUs dejando a un lado al polémico entrenador.
¿El mérito fue de Rajoy? Lo cierto es que Europa se podía permitir el rescate de economías pequeñas como Grecia, Irlanda y Portugal, pero no España. El rescate de Portugal ascendió a 78.000 millones de euros. El de Irlanda a 62.000 millones. El primero de Grecia a 110.000 millones. Si España hubiera necesitado el rescate, ¿a cuánto habría ascendido?
El rescate de los otros países cubrió las necesidades de financiación de tres años. En 2012 las necesidades de financiación de la economía española rondaron los 300.000 euros. Si nos hubieran aplicado un rescate “tradicional”, Europa habría necesitado prestarnos ¡900.000 millones de euros! Y después de España, vendría Italia… El rescate de España no era una opción. Ni para España ni para Europa. Tal vez algún día los historiadores podrán reconstruir con documentos hasta qué punto Europa/Alemania se planteó o descartó el rescate de España.
Porque, entre tanto, cuando más apretaba la soga -con el interés de los bonos en cotas intolerables allá en julio de 2012- llegó el Séptimo de Caballería al mando de Mario Draghi trompeteando el “whatever it takes” que ahuyentó los indios y bajó la fiebre de la prima de riesgo: “El Banco Central Europeo hará todo lo que sea necesario para salvar el euro. Y, creanme, será suficiente”. Aquí contamos que fue un comentario imprevisto, quizá improviado -tengo cada vez más dudas-, que en el último minuto salvó al soldado Rajoy .

 

pablo iglesias en wall street garicano-rivera-conthe
Dos imágenes de la semana: Pablo Iglesias en Wall Street y puesta de largo de Ciudadanos en Madrid

Esta semana mi vídeo del domingo en Noticias Cuatro es una charla con Pablo Simón, profesor de Ciencia Política en la Universidad Carlos III y editor de Politikon. Con un panorama tan revuelto en los sondeos, quería saber a dónde nos puede llevar este año electoral. Hablamos de nuestro sistema electoral, del fracaso de los partidos tradicionales a la hora de captar talento, de las primarias. Pero, como en un vídeo de informativos cabe lo que cabe, he seleccionado cuatro claves que nos da Pablo:

La fiebre del cambio. Lo que vemos en los sondeos no es un suflé. El realineamiento de los partidos va a ser una realidad, al menos en este ciclo electoral

Un parlamento a la italiana. Nuestro escenario más probable es el de un parlamento con tres bloques, derecha, izquierda y antiestablishment como en Italia. Es poco probable que en un sólo ciclo electoral veamos un nuevo bipartidismo, como en Grecia, donde Syriza ha terminando sustituyendo a los socialistas del Pasok frente a la derecha de Nueva Democracia.

La batalla de las provincias. La lucha por la hegemonía de la izquierda se va a dar en los distritos electorales medianos y pequeños. De las provincias que no superan los 9 diputados procede el 65% del Congreso. Y es sobre todo ahí donde nuestro sistema electoral premia a los dos primeros y castiga al tercero en liza (¿Ciudadanos,UPyD, IU?. Las “provincias” será un territorio electoral decisivo. Veremos si se produce o no el  sorpasso de Podemos al PSOE.

El listón del PP. El PP necesita superar el 34% de los votos para poder gobernar en minoría con cierta comodidad. Aún está lejos. La encuesta de Sigmados para Mediaset esta semana les coloca aún por debajo del 30%. Y además habrá que ver cómo les afecta el ascenso de Ciudadanos.

 

 

 

varoufakis--644x362
El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis

Europa se construye a golpe de “drama”, sostiene el periodista y analista de El País, Xavier Vidal-Folch:

“Como a veces los incentivos para tomar la decisión no son muy grandes, no hay una gran motivación, hay que “dramatizarla”. La dramatización es la explicación a tu población: si no tomo esta decisión ahora tenemos un problema mucho mayor y, por tanto, el mal menor es ponerse de acuerdo en algo que no nos acaba de satisfacer. Por eso hay ese dramatismo -esas reuniones largas, nocturnas- en las decisiones europeas, que es un poco complicado y a veces un poco pesado, pero… es mucho mejor que la fuerza”, comenta Vidal-Folch en el vídeo.

Como una dramatización, como una partida de póquer, debemos entender esta nueva semana crucial para Grecia. Otra más. De hecho, hay quien propone aplicar la Teoría de Juegos de la que tanto sabe el ministro/economista Varufakis. Los jugadores apenas se han movido de sus posiciones. Sí, de cara al exterior, Grecia ha rebajado su programa máximo. Ya no pide una quita de la deuda. Pero mantiene su retórica de la dignidad de cara a su electorado. Y Europa, más allá de algunas buenas palabras, nadie apoya abiertamente las propuestas sobre la deuda del carismático ministro Varufakis.

¿Aceptará el consejo europeo de esta semana al menos el plan de rescate social lanzado este mismo domingo 8 de enero por el primer ministro Tsipras? ¿hasta dónde estarán dispuestos a aflojar la soga los socios europeos?

El drama tiene tres actos. Planteamiento, nudo y desenlace. El desenlace se aproxima. Subirá la temperatura. Grecia necesita el dinero y Europa necesita evitar incertidumbres. Pero, salvo accidente, la sangre no llegará al río. Grecia seguirá en el euro. De todo esto hablo con Xavier Vidal-Folch en mi vídeo de domingo en Noticias Cuatro

zorba
Alexis Zorba (Anthony Quinn) enseña el sirtaki a Basil (Alan Bates)

Hoy en mi vídeo en @noticias_cuatro Zorba el griego (1964) como metáfora. La locura del sur que el norte no entiende. La rebelión de las aguas cálidas del Mediterráneo frente a las gélidas aguas del Báltico y el Mar del Norte. La democracia de los deudores frente a la democracia de los acreedores…

Si gana Syriza (y gobierna), Alexis Tsipras como Alexis Zorba querrá enseñar a Angela Merkel el baile de la negociación. Liberarse de ataduras sin romper la cuerda del euro. ¿Lo conseguirá?

Añado dos entradas interesantes publicadas hoy de dos politólogos (profesión de moda, según parece).Una de Ignacio Molina sobre el arma de doble filo que son las elecciones griegas para Podemos y otra de José Ignacio Torreblanca sobre el desacoplamiento entre ciudadanos y élites políticas que ha provocado la crisis en Europa.

Pd.: por cierto, leo que, contra lo que cree todo el mundo, el sirtaki no es una danza tradicional griega. Se lo inventó Mikis Theodorakis para la película.