Posts etiquetados ‘David Cameron’

Las despedidas de los primeros ministros británicos a mitad de mandato suelen deparar tardes memorables en la Cámara de los Comunes. Liberado de la presión y protegido por la cortesía que exige el momento,  la ocasión es propicia para el lucimiento del primer ministro saliente. Y así le fue ayer a David Cameron. Su última sesión de control se convirtió en una exhibición de las virtudes más atractivas del parlamentarismo británico. Lances rápidos, reflejos dialécticos, humor, ingenio… Bienvenidos al mejor show político del mundo -como lo calificó el propio Cameron. Los columnistas de la prensa más cercana sentenciaron que la de ayer fue su mejor sesión parlamentaria. Uno de sus antiguos ministros, el venerable y proeuropeo Ken Clarke, le agradeció su elocuencia (33’20”). Y Cameron cerró con ironía su intervención al infligirse a sí mismo la descalificación que en su día lanzó contra Blair: I was the future once (una vez fui el futuro)

Visto desde nuestras serias y aburridas coordenadas parlamentarias nos podemos plantear dos cuestiones. La primera: ¿dónde aprenden a hablar con semejante brillantez?. La segunda:  ¿cómo es posible que despidan con palmaditas en la espalda al primer ministro que ha metido a su país y a Europa en un lío político monumental?

La respuesta a ambas cuestiones hay que buscarla en la educación, sobre todo en la que ofrecen instituciones elitistas como Eton y Oxford en las que coincidieron David Cameron y Boris Johnson. Hay días en que el Brexit me parece una gamberrada universitaria salida de estos dos arrogantes miembros del Bullingdon Club. Como Lord Lucan y Lord Cardigan enzarzados en una nueva y desastrosa Carga de la Brigada Ligera. Ah, pero siempre quedará el gesto y el poema de Tennyson…

Quien quiera saber más, aquí tiene When Boris met Dave (pinchad en “watch on vimeo”):


<p><a href=”https://vimeo.com/74365223″>When Boris met Dave</a> from <a href=”https://vimeo.com/user19972714″>Home Editing</a> on <a href=”https://vimeo.com”>Vimeo</a&gt;.</p>
<p></p>

 

 

 

 

cameron

¿Quién dijo que las campañas electorales modernas tienen que “ser en positivo, tienen que “ilusionar”? Si la victoria de Cameron demuestra algo por encima de todo es la enorme eficacia de las campañas negativas: el discurso del miedo. Por ahí está señalando Cameron el camino del triunfo a Rajoy. Lo subraya el gran John Carlin en su análisis postelectoral en EL País. Y es de lo que hablo en mi vídeo dominical en Noticias Cuatro. La campaña negativa le sirvió a Suárez contra Felipe en el 79, a Felipe frente a Aznar en el 93, a Bush senior frente a Dukakis en el 88… Y, por lo que vemos, a Cameron frente a Milliband. ¿Le servirá a Rajoy?

De Carlin, recomiendo otro artículo de estos días pasados. Aquel en el que nos presentaba al Rasputín de los tories, Lynton Crosby, el hombre que, según The Guardian, ganó las elecciones para los conservadores.

Hablando de campañas negativas, ahí va (de propina) la tremenda y comentada portada del sensacionalista The Sun contra Ed Milliband. Quizá convenga recordar que The Sun, el periódico de Murdoch, sigue siendo el diario más vendido del Reino Unido con unos 2 millones de ejemplares.

save our bacon

La primera página es de antología. Tiene de todo. Desde una foto “criminal” del candidato laborista devorando un sándwich hasta titulares repletos de doble sentido con un énfasis especial en el cerdo y sus derivados: “bacon“, “pig’s ear“, “sarnie“, “porkies“. Traduzco libremente:

“Este es el destrozo (pig’s ear) que Ed ha infligido a un indefenso sándwich de panceta (sarnie). Dentro de 48 horas podría hacer lo mismo a Gran Bretaña. SALVEMOS NUESTRO BACON (salvemos lo importante, salvemos los muebles). No te tragues sus mentiras (porkies) y mantenle alejado”

Si tenemos en cuenta los orígenes judíos de la familia Milliband, esto tiene un inconfundible olor a nuestro viejo racismo quevedesco, cuando llamaba judío a Góngora y decía:

Yo te untaré mis obras con tocino
porque no me las muerdas, Gongorilla,
perro de los ingenios de Castilla,
docto en pullas, cual mozo de camino;

apenas hombre, sacerdote indino,
que aprendiste sin cristus la cartilla;
chocarrero de Córdoba y Sevilla,
y en la Corte bufón a lo divino.

¿Por qué censuras tú la lengua griega
siendo sólo rabí de la judía,
cosa que tu nariz aun no lo niega?

No escribas versos más, por vida mía;
aunque aquesto de escribas se te pega,
por tener de sayón la rebeldía.