Ignatieff: Trudeau derrota a la política de la discordia

Publicado: 21 octubre, 2015 en Elecciones, Historia, Política, Sin categoría
Etiquetas:, , , ,

Justin Trudeau

El profesor de Harvard y exlíder de los liberales canadienses Michael Ignatieff (al que citábamos aquí hace un tiempo) escribe hoy una tribuna en el Financial Times que tiene su interés por escribirla quien la escribe y porque analiza dos formas contrapuestas de entender la política que encontramos con frecuencia en nuestras sociedades. Seguro que los perfiles que describe nos resultan familiares. Resumo lo esencial (y que cada uno le ponga nombres propios):

“Una de las habilidades esenciales de la política democrática es conocer la diferencia entre enemigo y adversario.  Un adversario quiere derrotarte. Un enemigo busca destruirte. Si tratas a tus oponentes como enemigos, la política será una continuación de la guerra y todos los medios estarán justificados. Si ves a tu oponente como un adversario, no todos los medios son válidos: buscarás convertir a tu adversario de hoy en el amigo o aliado de mañana.

El significado profundo de la victoria de Justin Trudeau en las elecciones generales de Canadá esta semana… es que demuestra cómo la política de adversario puede derrotar a la política de enemigos.

El candidato del Partido Liberal no sólo ha ganado porque los canadienses demanden un cambio de régimen; también porque quieren un cambio en la política. En vez de agitar la ira partidista de sus simpatizantes, pidió calma a la multitud enfervorecida: “los conservadores no son nuestros enemigos, son nuestros vecinos”, les recordó. Después de nueve años de rencor partidista en la política nacional, se escuchaba un nuevo tono…

Stephen Harper, el primer ministro conservador derrotado, era un maestro de la política de enemigos: atacaba el patriotismo de sus oponentes, recurría a asuntos que provocaban división en el electorado… Harper no inventó la política de enemigos, la importó de EEUU. Pero supo perfeccionarla en una democracia parlamentaria: atacaba a sus oponentes por lo que eran, no por lo que decían. Si les niegas legitimidad -ele derecho a ser escuchado-, no tienes que preocuparte de sus argumentos.

Lo que Harper descubrió es que la política de enemigos hace imposible ganarse nuevos aliados. También envenena tu legado. Harper era un político formidable -yo lo sé muy bien, me machacó en las elecciones de 2011- pero ahora que ya es historia, sólo los más fieles le recordarán con afecto…

El reto de Trudeau no es frustrar ese deseo de política amable y civilizada. En la política de adversarios, la ilusión que debe resistirse es la de creer que se puede seducir y atraer a tu campo a todo el mundo. Aprenderá -como aprendió su padre, Pierre Elliott Trudeau, tras su espectacular triunfo electoral de 1968- que un electorado no se deja seducir fácilmente, con qué rápidez la esperanza se vuelve desilusión. Aprenderá, como aprendió su padre, que gobernar es elegir y elegir es decepcionar.

Trudeau descubrirá pronto que la demanda de regeneración democrática invocada por su campaña puede ser un desafío a su propia autoridad como líder. Si un primer ministro quiere una vida tranquila, ata en corto a sus diputados. Si quiere reavivar la democracia parlamentaria, tendrá que aflojar las ataduras, permitir libertad de voto, dar poder a los comités parlamentarios, abrir la pueblo las puertas del parlamento, conectar con la ciudadanía online, hacer públicos documentos que fomenten el debate democrático y embarcarse en la peligrosa senda de la reforma electoral…”.

Después de leer el artículo de Ignatieff, mi primera reacción ha sido: ¿cómo me suena todo esto? Qué vieja es la política, ¿no? Cómo es capaz de recuperar cada cierto tiempo un relato antiguo y recurrente a una audiencia que necesita ilusiones.

Y ahora recordemos al primer y celebre Pierre Trudeau.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s