Una recomendación: 1864, otra serie danesa de lujo

Publicado: 11 marzo, 2015 en Historia, Sin categoría, Televisión
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

 

escena guerra danesa
En primera línea: Fra forposterne 1864, la pintura que abre la serie 1864

1864 se estrenó en octubre de 2014 en Dinamarca y en enero de este año en Canal+ series. No voy a descubrir nada a los que ya la hayan visto ni tampoco voy a reventar el final (spoilers, que se dice ahora) a los que no la hayan visto. Yo no había podido verla hasta ahora. Sólo pretendo situar en antecedentes a quienes desconozcan o no hayan visto esta nueva miniserie danesa de 8 capítulos.

1864 cuenta la historia de varios personajes de una comunidad rural sacudidos por una guerra que dejó una profunda huella en Dinamarca. La Guerra de los Ducados o II Guerra de Schleswig enfrentó a daneses y prusianos (y austriacos como invitados secundarios) por el control de los territorios fronterizos de Schleswig y Holstein. Tal y como lo cuenta la serie, los daneses enfebrecidos por un nacionalismo ciego -magnífica interpretación del primer ministro Monrad- cometieron un error que cortaría en seco y para siempre sus modestas ambiciones expansionistas. A partir de ese momento, Dinamarca se convenció de que -como dice uno de los personajes- debería acostumbrarse a vivir “como un pequeño país mirando hacia su interior”. Todo lo contrario en el caso de los prusianos. A la victoria de Schlewswig, le seguiría la victoria contra Austria y luego contra Francia en Sedán (1870). Las guerras que llevarían a la unificación alemana, a la creación del II Imperio en Versalles y a todo lo que vendría después. En la serie, las escenas con personajes históricos son breves y, francamente, muy buenas. La reina Victoria y Lord Palmerston, Bismarck, Gullermo I y el genio militar prusiano Helmut von Moltke, del que hemos hablado en otra entrada de este blog: La batalla que alumbró el siglo XX.

ecsena amor 1864
Inge, Laust y Peter; el triángulo de amor de 1864

1864 es mucho más que una larga película bélica. La serie se mueve entre la novela clásica y el melodrama. Que nadie busque originalidad. Hay momentos que rompen la verosimilitud de una historia pretendidamente realista; otros paladares pueden encontrar cursis algunas escenas y aún otros verán contrapuntos innecesarios en el guión y hay quien, cómo no, la encontrará lenta. Nada de esto me ha molestado en este drama que sobresale por el nivel extraordinario de producción y realización. Ha sido la serie más cara de la televisión danesa (se habla de 23 millones de euros), pero supongo que viniendo de la pequeña Dinamarca eso tampoco dice mucho. Los encuadres, la puesta en escena, la iluminación, los movimientos de cámara permitirían, como dicen en el comentario de Jot Down, disfrutar de la serie “incluso sin diálogos, solamente por su apariencia visual”. También tiene altura el nivel de los actores (tres de ellos, por cierto, coinciden con los de Borgen, de la que también hemos hablado aquí; Borgen: lectura de Maquiavelo en Copenhage,) pero si algo sobresale por encima de todo lo demás son las escenas de guerra. The fog of war. La niebla de la guerra. La tensión que precede al ataque. Las cargas en formación cerrada contra la artillería. El choque de bayonetas. El combate cuerpo a cuerpo. La parálisis y el miedo. Los gritos y estertores de los heridos abandonados en el campo tras la batalla… Intento recordar si he visto algo mejor desde Barry Lyndon, Campanas a medianoche o Salvar al soldado Ryan. Seguro que se me olvida alguna.

8_brigades_angreb_ved_Dybbøl_1864
La carga de la 8ª Brigada danesa; otro episodio que cuenta 1864

Y eso que la II Guerra de Schleswig no fue especialmente cruenta. 60.000 soldados prusianos y asutriacos se enfrentaron a 38.000 daneses entre febrero y octubre de 1864. Murieron 1.570 daneses, 700 resultaron heridos y 3.500 cayeron prisioneros. Los prusianos perdieron a 1.700 soldados. No parece mucho si lo comparamos con una sola batalla del año anterior (1863) de la Guerra de Secesión americana: Gettysburg. En aquel combate en los campos de Pensilvania cayeron en tres días 7.853 soldados de ambos bandos. Si sumamos bajas, heridos y prisioneros, las cifras suben hasta los 30.750 confederados y los 22.140 yankees. En 1864 mueren  tantos -o al menos esa impresión nos deja- que he estado tentado de contarlos para ver si supera el número oficial de bajas.

Así que después de otras series como Bron/Broen o Borgen aquí llega tienen otra serie de lujo danesa. Sorprende el nivel que alcanza la ficción televisiva en este país con menos habitantes que la comunidad de Madrid. Pero, en fin -como dijo Welles-, más pequeña era la Florencia de los Medici y de ahí salieron Brunelleschi, Botticelli, Miguel Angel, Rafael…

Ahí os dejo un trailer. Quién no la haya visto, que la disfrute.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s