Mas: de las musas al teatro

Publicado: 30 septiembre, 2014 en Política
Etiquetas:, , , , ,

Artur-firma-Decreto-convocatoria-consulta-soberanista-9N

Hay que reconocer que el proceso soberanista catalán constituye unos de los mejores ejemplos de la teatralización de la política que hemos visto en tiempos recientes. La puesta en escena de la convocatoria de la consulta el sábado pasado fue, como señala hoy Lucía Méndez, una buena muestra de las “grandes aptitudes para el teatro político” de Artur Mas. Sólo le faltó asomarse al balcón de la Generalitat y saludar a la multitud, al estilo de Macia y Compayns, pero alguien debió decidir que aquella invocación histórica no era lo más apropiado.

Fue al final de su discurso en catalán (no lo dijo en castellano ni en inglés) cuando Mas pidió la ayuda del “pueblo”:

“I a totes les catalanes i tots els catalans que configureu la Catalunya d’avui i la del demà, aquest decret és el repte que posem a les vostres mans per decidir i construir el vostre futur. Avui s’obre un camí que representarà un abans i un després en la llarga història de Catalunya. Confio plenament que sigui a fi de bé. I us demano a tots que hi ajudeu.

Visca Catalunya!”

Acertó El País con su titular el día siguiente…

… porque hoy, efectivamente, hemos asistido al abandono de cualquier veleidad de insumisión. El Gobierno catalán suspende la campaña a favor de la consulta para no “poner contra las cuerdas” a ningún funcionario o particular. La desobediencia -tenga el alcance que tenga- tendrá que venir de la calle, no de las autoridades.

Ha bastado un recurso del Gobierno y una frase del Tribunal Constitucional al final de la segunda de las providencias . El TC no sólo suspende de manera cautelar la ley de consultas catalana y el propio decreto de convocatoria de la consulta  sino también “las restantes actuaciones de preparación para la convocatoria de dicha consulta o vinculadas a ella”.

¿Cuáles son “actuaciones de preparación” y cuáles no? Ahí se abre un terreno para “el lío” judicial, que diría Rajoy. Por lo pronto, a la rueda del prceso se le han atravesado palos legales.

Una consulta, un referéndum -si es una cosa o la otra lo deberá decidir el TC- requiere involucrar a miles de funcionarios en todos los niveles de la administración. ¿Quién prepara el censo? ¿quién cede los locales? ¿quién distribuye las urnas? ¿quién efectua el recuento? Policías, secretarios de ayuntamientos, empleados públicos…  La cifra roza los 15.000 empleados de las administraciones más 72.000 particulares entre titulares y suplentes en las mesas electorales.

¿Cuántos están dispuestos a jugarse una posible inhabilitación, multas o incluso cárcel para llevar adelante el programa independentista? Ya se vera…

A la complicación logística (por no decir imposibilidad) de llevar adelante una consulta en un territorio de manera unilateral y contra los resortes del Estado -no ocurrió en Quebec, no ocurrió en Escocia- se añade la más que dudosa validez de su resultado en esas circunstancias ante cualquier foro internacional. ““Si no hacemos bien la consulta, será como un búmerang que caerá sobre nosotros”, dijo Mas el pasado 12 de septiembre.

Va a ser verdad, como dijo el otro, que quien le echa un pulso al Estado, lo pierde.

Pero entre tanto el teatro político -con sus declamaciones y gestualidades- continuará hasta el 9 de noviembre. Y con el “público” presionando en la calle.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s