DRAMA EN EL MARNE-II: “Reforzad el flanco derecho”

Publicado: 9 septiembre, 2014 en Historia, I Guerra Mundial, La batalla del Marne
Etiquetas:, , , , , , , ,

Kein Plan überlebt die erste Feindberührung”.
(“Ningún plan sobrevive al primer contacto con el enemigo”)
Helmut von Moltke, el mayor

2-EL PLAN SCHLIEFFEN

La geografía es el destino. Desde la fundación del II Imperio Alemán en la Galería de los Espejos del palacio de Versalles el 18 de enero de 1871, la nueva y pujante Alemania pesaba demasiado en Europa. Como los grandes cuerpos celestes deforman el espacio que les rodea y crean el efecto gravitatorio, la unificación alemana rompía equilibrios y suscitaba recelos a su alrededor. Berlín no sólo temía la revancha francesa por la humillación de Sedán (1870), también una guerra simultánea en dos frentes contra Francia en el oeste y Rusia en el este.

Imperio alemán versalles
Fundación del II Imperio Alemán en Versalles

El vencedor de Sedán, Helmut von Moltke, el mayor (no confundir con su sobrino del mismo nombre, jefe de los ejércitos del káiser en 1914 y protagonista destacado del Marne) respondió con inesperado realismo a este desafío estratégico. El mismo año de su aplastante victoria sobre los franceses llegó a la conclusión de que la guerra, como recurso político, ya no era una opción viable para su país.

“No cabe esperar que Alemania se libre de un enemigo con una ofensiva rápida y victoriosa en el oeste, para luego volverse contra el otro enemigo. Acabamos de ver lo que ha costado concluir incluso una guerra victoriosa contra Francia”, escribió en el plan de operaciones de abril de 1871.

Ante la eventual guerra en dos frentes, Moltke apostaba por la defensa. Dividiría el ejército alemán para contener en el oeste a los franceses y lanzaría una ofensiva limitada en el este. No más allá de Brest-Litovsk. Nunca se debía caer en el error de Napoleón: dejarse devorar por los inmensos espacios de Rusia.

 

Helmuth_Karl_Bernhard_von_Moltke el mayor
Helmut von Moltke, el mayor

El concepto de Moltke experimentó un vuelco radical con la llegada a la jefatura del Estado Mayor General (Grosse Generalstab) de Alfred Graf von Schlieffen en 1891.

Moltke descartaba la victoria total, Schlieffen la creía factible. Moltke dividía el ejército en dos mitades, Schlieffen concentraba en el oeste siete octavas partes del ejército alemán. Su plan consistía en derrotar a Francia en 40 días y trasladar después a los soldados al este para frenar a los rusos. Schlieffen estimaba que el zar tardaría al menos seis semanas en movilizar sus tropas por las atrasadas comunicaciones rusas. La velocidad era un factor fundamental. La apuesta no podía ser más arriesgada.

schlieffen
Alfred Graf von Schlieffen

Jefe del Estado Mayor General alemán desde 1891 hasta 1905, el conde Schlieffen encarnaba la quintaesencia del militarismo prusiano. Le interesaba la elaboración de planes, la disposición de divisiones y ejércitos en los mapas, el cálculo de los soldados que podían avanzar por una carretera a una determinada velocidad… Distante, sarcástico, arrogante; carecía de aficiones. Después de una jornada de trabajo hasta bien entrada la noche, su idea de un momento relajante consistía en leerles a sus hijas libros de historia militar.

“Al final de su carrera había reducido la guerra a una pura abstracción”, comenta Keegan. Nunca dejo de darle vueltas a las cifras de su grandioso plan, a los dilemas que dejaba sin resolver. Tal era su obsesión que en su lecho de muerte- con 80 años, el 4 de enero de 1913- cuando ya llevaba años retirado del Estado Mayor, sus últimas palabras fueron “reforzad el flanco derecho”.

Si non è vero… La anécdota, posiblemente apócrifa como tantas “últimas palabras”, resume al personaje y, más importante aún, deja en evidencia las dudas de su autor sobre el plan de guerra al que se iba a encomendar en cuerpo y alma el II Imperio Alemán.

3-CANNAE EN EL SENA

La idea clave se había escrito 2000 años antes en una llanura del sur de Italia.

Schlieffen admiraba la célebre batalla de Cannae (216 a.de C.) donde Anibal aniquiló con una maniobra envolvente a las legiones romanas. La estratagema del cartaginés consistió en situar en el centro de su formación a las tropas más débiles que- tal y como esperaba- pronto cedieron ante la embestida del enemigo. Cuando los romanos creían estar venciendo, avanzaban hacia una trampa. Anibal desplegó por los flancos a la caballería y la infantería cartaginesas hasta rodear y aniquilar a las legiones al mando de los cónsules Terencio Varron y Paulo Emilio.

Sostiene Plutarco –Vida de Fabio Máximo– que si la república romana se salvó fue sólo por la intervención de un ser sobrenatural. Sin duda, una de las victorias más brillantes de la historia militar que, sin embargo, Anibal no supo aprovechar: “Tú sabes vencer”, reprochó el cartaginés Barca a Anibal. “Pero no sabes explotar la victoria”. Al final, la romanos ganaron las guerras púnicas. Parece que Schlieffen prefirió olvidarlo.

Cannae-BattleSchematics-1480px
Cannae. Las legiones romanas en rojo; el ejército de Anibal, en azul

¿Anibal?¿Cannae?¿Una batalla de hace 2000 años como modelo?

“Los principios generales de la estrategia no han cambiado”, escribió Schlieffen en su influyente artículo sobre Cannae. “La batalla de aniquilación puede llevarse a cabo de acuerdo con el mismo plan que elaboró Anibal en tiempos ya olvidados. El frente enemigo no es el objetivo del ataque principal… Lo esencial es machacar sus flancos… y completar el exterminio atacándole por la espalda”.

Importaba el concepto. “La idea de una gigantesca batalla envolvente contra Francia se convirtió en una idée fixe de Schlieffen”, dice el historiador Herwig. En los años 20, el general Hans von Seeckt, creador de la Reichswher de la república de Weimar, lamentaría la obsesión: “Cannae: ningún lema resultó tan destructivo para nosotros como éste”.

En su última versión, el Gran Memorando de 1905, el plan Schlieffen proponía resistir con pocas tropas en la frontera con Francia mientras el grueso del ejército alemán se empleaba en una gigantesca maniobra envolvente a través de Bélgica -una “Cannae colosal”- para caer por la espalda de los ejércitos franceses y derrotarlos en un enfrentamiento final. Todo en cuarenta días.

A partir de 1905, el sucesor de Schlieffen, Helmut von Moltke, el menor, en vez de “reforzar el flanco derecho”, lo debilitó. Sus modificaciones pasaban por enviar más tropas al este. Rusia había modernizado su red ferroviaria y, según su pacto con Francia, se comprometía a atacar Prusia en los primeros 15 días de conflicto.

Además, en el frente occidental, Moltke decidió otro cambio más relevante: desplazó fuerzas del ala derecha a la izquierda (más de 300.000 soldados). Si Schlieffen pedía una relación 7:1 entre derecha e izquierda, Moltke la rebajó a 3:1. Temía que los franceses se hicieran con las industrias vitales del Sarre.

220px-Vonmoltke
“Generaloberst” Helmut von Moltke, el menor

Pese a los cambios, el plan Schlieffen-Moltke mantuvo el concepto esencial, la “Cannae colosal”. Sólo cambiaba la “ferretería”. Ahora el “martillo” de Schlieffen, que golpeaba la espalda francesa contra el “yunque” alemán, se transformaba en la “tenaza” de Moltke, que buscaba cerrarse sobre los franceses desde ambos flancos.

Martillo, tenaza… La trayectoria del plan se prestaba a la metáfora: la guadaña, la hoz, la rueda, el rastrillo…. “Una poderosa ala derecha que cruzaría todo el territorio belga y se desperdigaría sobre el país como un monstruoso rastrillo”, según la descripción de Barbara Tuchman.

“El plan Schlieffen fue el documento gubernamental más importante de la primera década del siglo XX”, comenta el historiador militar británico John Keegan. “Podría argumentarse que fue el más importante documento oficial de los últimos cien años porque lo que provocó en el campo de batalla -las esperanzas que alentó, las expectativas que vio frustradas- tuvo consecuencias que aún se dejan sentir en nuestros días”.

Sobre el mapa, las flechas oscuras del plan de avance que atraviesan Bélgica y se ciernen sobre París prefiguran la sombra tétrica de los dedos de Nosferatu.

schplan   nosferatu 2

(Continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s